viernes, 31 de mayo de 2013

TALES OF TILES CAPÍTULO 1 PARTE 2 TEMPORADA 1 "RESOLUCIÓN DEL ACERTIJO"

El joven continuó probando combinaciones pero ninguna hacía que la habitación dejase de empequeñecerse.
-A ver intenta explicarme que dice.- le dijo Leon intentando mantener la calma mientras observaba como cada vez las paredes se acercaban más y más.
El joven de verde asintió. Con la mano que le quedaba libre empezó a imitar la garra de un león y después empezó a gruñir.
-¿Un león?-preguntó extrañado Leon.
El chico asintió y después continuó explicándose. Se señaló la cabeza con el dedo índice.
-¿Cabeza? ¿La cabeza del león?-
El chico negó con rapidez.
-¿Es un verbo?-
El chico asintió.
-¿Piensa?-
Negó.
-El león…-
El chico volvió a señalarse la cabeza.
-Ya, intentó pensar…-
Leon miraba a su alrededor intentando no ponerse nervioso al ver las paredes acercarse y pensando que es lo que aquel chico intentaba decirle.
-Yiaaaaaaaaaaaaaaah-gritó el muchacho para que le hiciera caso.
-¿Qué?-
El chico volvió a señalarse la cabeza y después se señaló a sí mismo y al texto en aquel extraño idioma, al terminar volvió a repetir los gestos, cabeza, él, texto.
-¿Leer?-
Negó.
-¿Entender?-
El chico meneó su mano indicándole que se acercaba a la respuesta.
-¿Saber?-
Sonrió y asintió alzándole el pulgar.
-Vale, Un león sabe…-
El chico continuó. Empezó a señalar el escudo.
-¿Escudo? Venga Peter Pan date prisa.-dijo mirando las paredes 
que casi llegaban a tocar el escudo donde el chico estaba colgado.
De repente la espada del joven mudo cayó justo al lado de Leon casi alcanzándole.
-Ten cuidado. Dejaré de llamarte así si te molesta.-dijo mirando al chico que le observaba con el ceño fruncido.-Continua…. ¿Qué pasa con el escudo?-
El chico negó y señaló ahora la espada, después se señaló a él , negó con su mano y el índice alzado y después señaló su espada otra vez.
-¿No tienes? ¿No tener?-
Pulgar arriba.
-Vale, ¿un león sabe que no tiene?-
El chico continuó señalado nuevamente el escudo y a sí mismo.
-Esto es muy difícil. ¿Tuyo?-
Negó y señaló a Leon.
-¿Yo? Venga joder esto nos va a aplastar.-
El chico comprobó que una de las paredes ya había llegado a su escudo y poco a poco lo estaba moviendo y hacía que se tambaleara, al parecer estaba sujeto por un imán y si la pared lo empujaba lejos de él el escudo caería y con él el muchacho y la oportunidad de salvarse. Se puso nervioso e insistió señalando a Leon, después al escudo y luego a la piel.
-¿Piel de hierro? ¿Defensa? ¿Cota de malla?-
El chico se golpeó desesperado la frente con la palma de su mano y notó que el escudo empezaba a moverse demasiado. 
Nuevamente repitió los gestos.
-¿Armadura?-
Negó y continuó haciendo gestos.
-¿Hombre de hierro?-
El chico movió la mano indicándole que se acercaba.
-¿Un león sabe que no tiene el hombre de hierro?-
El chico volvió a hacer el gesto de la mano.
-¡Estoy pensando!-
De repente el escudo cedió y cayó al suelo pero el chico pudo estirar un poco las piernas y haciendo fuerza mantenerse para poder alcanzar los símbolos aunque no tendría mucho tiempo hasta que la postura fuese insoportable.
-¡Joder Peter Pan casi me matas!-dijo Leon al ver que el escudo caía justo a su lado. De repente se dio cuenta de lo que significaba y alzó la cabeza. -¡Joder! ¿Puedes aguantar?-
El chico asintió como pudo.
-Vale… déjame pensar.-
Leon comenzó a andar por el poco espacio que quedaba, pasillo estrecho por el cual tenía que dar la vuelta girando sobre sí mismo.
–El león...- repetía mentalmente aquella frase intentando saber que quería decir hasta que de pronto sintió las paredes laterales en sus hombros. Miró hacia arriba y vio al muchacho en una postura incómodísima. El pobre se encontraba de pie apoyando los pies en una pared y apoyándose con la espalda en la otra y con un brazo haciendo fuerza para no caerse. Leon sintió la presión de saber que depende de ti no solo tu vida si no la vida de un inocente algo que por desgracia conocía bien a fondo. Empezó a darle vueltas en su cabeza a aquella frase cuando de repente la respuesta le vino a la mente.
-Corre pon símbolo masculino, corazón y símbolo femenino.-
El chico intentó moverse con cuidado para mover los símbolos y puso el código que Leon le había dicho, acto seguido la pared continuó moviéndose y el chico cayó al suelo. Si aquella combinación no era la correcta ambos iban a morir aplastados.
-¿Te encuentras bien?-dijo Leon tendiéndole una mano.
El chico asintió y de repente se escuchó el sonido de un mecanismo y las paredes empezaron a moverse más rápido empequeñeciendo la estancia más deprisa.
El chico cogió la mano de Leon y se puso en pie. Después cada uno pegó su espalda a una pared.
-Veo que no ha funcionado Peter Pan.-
-Puffff-
-No te gusta ese nombre ¿Verdad?-
El chicó negó levemente y de repente las paredes volvieron a moverse esta vez retrocediendo.
-¿Ha funcionado?-
Las paredes retrocedían rápidamente.
-Bueno ahora hay que buscar una salida.-dijo Leon mirando a su alrededor.
El chico le puso la mano en el hombro.
-¿Qué ocurre?-
Señaló el techo donde estaba el código y después hizo un par de gestos.
-¿Cómo lo he sabido?-
Asintió.
-Es una larga historia.-
El joven captó la indirecta. No era algo de lo que Leon quisiese hablar. Leon continuó buscando una salida mientras las paredes volvían a su posición original pero el muchacho volvió a poner su mano sobre el hombre del agente.
-¿Qué?-
El chico se señaló a sí mismo y después comenzó a hacer letras con las manos.
-L, I, N, K. ¿Link? ¿Te llamas Link?-
Asintió.
-¿Por qué no hablas? ¿Siempre has sido así?-
El chico asintió.
-Bueno no pasa nada Link.-dijo Leon guiñándole un ojo para indicarle que se había aprendido su nombre.
Las paredes se encajaron por completo y aparecieron cuatro puertas, una en cada una de las paredes.
-Bueno, ¿Cuál elegimos?-
Link miró las cuatro puertas y se dirigió hacia la derecha.
-¿Ésta?-
Asintió.
-¿No quieres que comprobemos antes?- 
Asintió.
-Ábrela.-
Link abrió la puerta de la derecha y de repente las demás desaparecieron.
-¿Pero qué cojones es este sitio?-
Link arqueó una ceja y alzó los hombros en un gesto de ignorancia absoluta ante aquella pregunta de su compañero.
-Bueno no importa, iremos por esta puerta.-
Ambos cruzaron la puerta.
-Por cierto,podrías haber hecho antes eso con las manos que has hecho para decirme como te llamabas, podríamos habernos ahorrado un susto.-
Link suspiró y la puerta se cerró tras ellos.

.........................................................................................................................................

SI QUIERES SABER MÁS AQUÍ TIENES TODA LA INFORMACIÓN SOBRE LA SERIE.
TALES OF TILES

<--Capítulo anterior                                                                                                                             Capítulo siguiente-->