martes, 8 de octubre de 2013

TALES OF TILES-CAPÍTULO 5:"MOVIMIENTOS CON VENENO"

La pequeña criatura rosada abrió sus enormes ojos. ¿Dónde se encontraba? Miró a su alrededor, todo era extraño para él. La criaturita se asustó. ¿Qué diantres era aquel lugar? Las paredes estaban cubiertas de sangre, o al menos eso le pareció puesto que toda la habitación era de color rojo.

Asustado y casi paralizado por el miedo observó con mayor detenimiento el lugar hasta que descubrió un pequeño papel en el centro de la sala. Rápidamente se acercó a él y leyó lo que ponía. 

"El veneno recorrerá tu rosado y redondo cuerpo, solo el glitch en Pop y su rey tendrán la clave para ayudarte"

La criatura frunció el ceño. ¿Se trataba de alguna broma macabra del Rey Dedede? Kirby tiró la nota y dio un paso al frente lo que hizo que de repente el suelo bajo él se iluminara y aparecieran letras en cada una de las baldosas que componían la sala. Segundos después solo la baldosa en la que Kirby se encotraba y que contenía la letra M estaba iluminada. ¿Qué era todo aquello? 

La pequeña criatura se quedó unos instantes paralizado. ¿Qué tenía que hacer? ¿Qué significaba aquella nota? ¿Por qué se iluminaba el suelo? Muchas preguntas se agrupaban en su cabeza pero de repente de dio cuenta de algo que hasta ahora no había percibido. ¡La habitación tenía cuatro puertas y habían aparecido unos frascos en una de las esquinas de detrás de él! Kirby desconfió unos instantes pero después decidió ir a ver que eran aquellos frascos. Puso el pie en una de las baldosas que se encontraban en diagonal a la que él estaba, en ella había una letra A. Nada más la criatura piso la baldosa esta se encendió. ¿Debía encenderlas todas? Con firmeza avanzó poniendo el otro pie en la baldosa y haciendo que la baldosa con la letra M dejara de iluminarse. Un sonido metálico sonó y de repente un ácido caliente surgió del suelo quemando a la pequeña criatura. 

Kirby dio un grito ahogado al sentir el doloroso líquido. ¿Era ese el veneno del que hablaba la nota? De repente comenzó a sentirse mal y supo que aquel ácido le había envenenado. Pensó unos instantes. ¿Valía la pena ir hasta aquella esquina a buscar los frascos? Había tres frascos de distintos colores, uno de ellos podía ser el antídoto de aquel veneno. Sin pensarlo mucho más hinchó su cuerpo para ir levitando hacia la esquina en la que se encontraban los frascos. Cuando alzó el vuelo, la baldosa con la letra A se apagó, ninguna permanecía iluminada ahora hasta que Kirby aterrizó en la letra K de la esquina, donde se encontraban aquellos botes. Nada más pisar la baldosa se iluminó como las anteriores y nuevamente el mismo líquido venenoso salió de sus pies empapándolo por completo. La criatura se estremeció de dolor cogió los frascos y comenzó a volar todo el tiempo que pudo. 

Kirby no podía mantenerse en el aire durante todo el tiempo y cada vez que caía al suelo una baldosa se iluminaba y lo rociaba con veneno, haciendo que cada vez se sintiera más y más débil. Tras unas cuantas rociadas de ácido volvió a la baldosa donde había empezado todo, la que contenía la letra M. Para su sorpresa se iluminó igual que las demás pero no le roció con aquel líquido doloroso. ¿Había que seguir una pauta? Observó las cuatro puertas y pensó como podía funcionar aquella secuencia que lo llevaría a una de ellas. ¿Cual sería la correcta? ¿Qué secuencia debía escoger? Pensó en probar las baldosas de su alrededor, si debía seguir una secuencia lo más sencillo era que probará y de ahí continuar, pero estaba débil y no le apetecía volver a sentir aquel líquido en su cuerpo. Pensando en aquel dolor recordó los frasco que había depositado en el suelo de aquella pequeña baldosa. Ni siquiera los había mirado y tal vez le serían útiles. Había dos de color verde en las que se podía leer "Poción de sanación"  y dos de color amarillo en las que se leía "Panacea". Kirby frunció el cejo y volvió a leer las etiquetas como si en ellas pensara encontrar la respuesta a aquel misterio que envolvía la habitación. Suspiró y rápidamente se tomó una de cada, aquello podía ser una trampa más pero no podía perder nada, podía no salir vivo de aquella habitación puesto que a cada minuto que pasaba se encontraba más y más débil. ¡Debía arriesgar! Siempre había sido una criatura de aspecto adorable, pacífica y alegre pero su faceta como héroe le inducía a hacer algunas locuras propias de una personalidad que pocos le atribuían. 

Por suerte la bolita rosa comenzó a sentirse mucho mejor algo que le alivió por completo, había conseguido eliminar el terrible dolor y el malestar que le había causado el líquido. Ahora podía comenzar a pensar con detenimiento sobre que hacer en aquella sala. Por más que se quedará allí quieto no podía esperar para siempre en aquella habitación, había sangre, o lo que el seguía pensando que era sangre en aquellas rojas paredes, y eso no auguraba nada bueno. Kirby se armó de valor y comenzó a estrujar su mente recordando lo que había escrito en la nota y observando con detenimiento la sala.


KIRBY NECESITA VUESTRA AYUDA. TENÉIS UNA SEMANA PARA RESOLVER EL ACERTIJO QUE SE PLANTEARÁ EN NUESTRA PÁGINA DE FACEBOOK JUSTO DESPUÉS DE LA PUBLICACIÓN DE ESTE NUEVO CAPÍTULO. RECORDAD QUE EL PRIMERO QUE ACIERTE OBTENDRÁ GEMAS Y PODRÁ AYUDAR A SUS PERSONAJES FAVORITOS CON ELLAS. 
RECORDAD KIRBY NECESITA VUESTRA AYUDA PARA SOBREVIVIR.


<--Capítulo anterior                                                                                                                           Capítulo siguiente-->