miércoles, 27 de noviembre de 2013

TALES OF TILES CAPÍTULO 8-"LETAL" PARTE 2

Sub-Zero continuaba estrujándose la cabeza intentando buscar la combinación que acabaría con la extraña magia o mecanismo que activa esas cuchillas circulares.

Miró el cronómetro, veinte segundos quedaban para que las cuchillas volvieran a arremeter contra un objetivo inexistente o incluso contra él. 

Cogió la primera flecha y la cambió poniéndola hacia la derecha. De repente en su mente pareció encenderse una luz de recordatorio, sabía que aquello le era común pero no sabía de que. De repente el cronómetro se acabó y las cuchillas se dirigieron con fuerza hacia un objetivo inexistente a su derecha. Sub-Zero tragó saliva, estaba claro que si aquellas cuchillas lo alcanzaban le harían puré y no quería alimentar a las alimañas con su cuerpo hecho fluidos. 

El cronómetro comenzó de nuevo a contar el último minuto que le quedaba para poner la combinación correcta, rápidamente cogió la segunda baldosa y colocó la flecha hacia abajo. Haciendo un poco de búsqueda exhaustiva en su mente encontró la que creía que era la combinación, así que cogió la última baldosa y la colocó poniendo la flecha hacia la izquierda. El cronómetro de repente se paró. ¿Era aquello una buena señal o no? Pasaron unos segundos antes de que Sub-Zero pudiera comprobar la respuesta a esa pregunta, unos segundos que le parecieron eternos. De repente como si él hubiese conjurado algún tipo de hechizo la sala se congeló por completo, haciendo que las cuchillas se quedaran completamente quietas. Segundos  después las cuchillas explotaron quedando en astillas de hielo. 

Sub-Zero no supo que hacer y se quedó quieto como si esperara algo más, sin saberlo era así. Las puertas, las cuatro puertas, una en cada pared de la habitación, se abrieron dejando al hombre salir de aquella habitación sin ningún problema. Sub-Zero miró a su alrededor observando cada una de las puertas a pesar de que no se veía nada a través de ellas. Intentó pensar fríamente donde se dirigiría en ese momento pero la verdad es que no tenía ni idea de donde se encontraba. Hasta ese momento ni siquiera se había planteado esa cuestión, no había pensado que era lo que lo había llevado allí. Había pensado en Scorpion y en el Mortal Kombat pero aquello era totalmente distinto a lo que había vivido en anteriores torneos. ¿Quién estaba detrás de todo? ¿Scorpion? ¿Shaokan? Se dio la vuelta poniéndose de frente al acertijo nuevamente y como un arrebato decidió dirigirse hacia la puerta de su derecha. 

No sabía que le deparaba cruzar el umbral de aquella puerta, pero sinceramente no tenía miedo, fuese lo que fuese aquel lugar pensaba alzarse como el campeón y salir de él como el único y gran ganador.

<--Capítulo anterior                                                                                                                           Capítulo siguiente-->